Un fuerte terremoto de magnitud 6.6 sacudió el oeste de Japón, indicó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

No se ha señalado por el momento ningún peligro de tsunami luego de este terremoto, que se registró a una profundidad de 10 kilómetros poco después de las 14H00 locales (05H00GMT) en la prefectura de Tottori.

Tampoco se ha registrado ningún herido o daño material, pero las imágenes difundidas por las televisiones mostraban edificios que se movían.

Japón, que se halla en el cruce de cuatro placas tectónicas, sufre cada año más de 20% de los terremotos más fuertes que se registran en el mundo.

Los japoneses son aún más conscientes de los riesgos desde el tsunami de marzo de 2011 que dejó unos 18 mil 500 muertos y provocó el accidente nuclear de Fukushima.

El archipiélago nipón registró en abril una serie de fuertes seísmos en la región de Kumamoto (suroeste) que dejaron medio centenar de muertos.