Ecuador, uno de los países de América Latina que más talaba sus bosques, está reforestando el triple de lo que deforestó y hacia 2017 no habrá perdido una ‘sola hectárea de bosque’, expresó el presidente Rafael Correa.

Entre 2008 y 2012 se perdieron por año 65,880 hectáreas y fueron recuperadas 29,000.

Pero esa tendencia cambió sustancialmente entre 2012 y 2014, cuando fueron deforestadas 47,700 hectáreas y reforestadas 123,000 por año, gracias a una fuerte inversión del gobierno que alcanza los $125 millones desde 2008, según datos oficiales.

 ‘Por primera vez en la historia se ha revertido la deforestación y vamos a tan gran ritmo -se ha reducido tanto la deforestación, ha aumentado tanto la reforestación- que en 2017 entregaré un país que, en mi gobierno, no perdió una sola hectárea de bosque’, se felicitó Correa durante su programa semanal de radio y TV.

Incluso de seguir con esa tendencia, agregó el mandatario, se logrará recuperar ‘centenares de miles de hectáreas perdidas en décadas’.

En mayo Ecuador estableció un récord mundial Guinness al sembrar 647,000 plantas de más de 200 especies de forma simultánea en todo el país.