La entrega de documentación de identidad a cerca de 12 mil mujeres del medio rural en Bolivia aumentó el número de receptoras que reportaron haber votado (de 22% previo a la intervención, a 97%) quienes posteriormente participaron en los procesos electorales locales y nacionales.

Las autoridades locales están ampliando actualmente el programa.

Mientras que en Guatemala y Ecuador, los esfuerzos para llegar a las mujeres indígenas como votantes y candidatas incluyeron la capacitación especializada en lenguajes indígenas.

En Ecuador, ONU Mujeres apoyó el establecimiento de la primera red de medios indígenas del país.

En Guatemala, donde la población indígena suma el 40% de la población total, ONU Mujeres apoyó a la Comisión de la Mujer del Congreso y la iniciativa de las organizaciones de mujeres indígenas y no indígenas, para enmendar el Artículo 212 de la Ley Electoral y Partidos Políticos para la representación en igualdad de mujeres, hombres y pueblos indígenas.