El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia denunció el asesinato de un oso de anteojos, el segundo en lo que va del año, a manos de presuntos cazadores.

“Hago un llamado a todos los colombianos a denunciar cualquier atentado contra nuestros ecosistemas y las especies silvestres”, afirmó el ministro, Gabriel Vallejo López, en un comunicado.

El ejemplar, de aproximadamente dos años de edad, fue ultimado por presuntos cazadores en la zona del Parque Nacional Natural Pisba, ubicado en el centro del país.

Según información suministrada por la Policía y la Unidad de Investigación de Delitos Ambientales de Bogotá, ya se coordinan las acciones necesarias para dar con los presuntos cazadores, quienes han sido identificados y serán judicializados en las próximas horas.

“Cuatro personas serán judicializadas”, aseguró el ministro en su cuenta en Twitter.