A cuatro días de la vigésima primera cumbre del clima (COP21) en París, Francia, las negociaciones para lograr un acuerdo que permita mitigar el cambio climático mediante la conservación de los bosques parecen avanzar a paso lento.

Y es que hasta el momento, únicamente 9 países, de los 52 miembros de la Alianza de Países con Bosques Tropicales (REED), han mostrado su respaldo a la propuesta de Panamá de establecer un centro internacional para el manejo de bosques tropicales y la lucha contra la deforestación.

Esto pese a que el mismo presidente Juan Carlos Varela aseguró que con esta iniciativa ‘los 52 países miembros de la Alianza mostrarían al mundo un compromiso concreto en el sentido de que estamos listos para tomar acciones para la conservación de nuestros patrimonios’.

Representantes de Chile, Nicaragua, República Dominicana, Papúa Nueva Guinea, Costa de Marfil, Fiji, Congo y de la República Centroafricana respaldaron la propuesta presentada por Varela en la COP21.

En recientes declaraciones, Mirei Endara, manifestó que la Alianza fue creada hace 10 años con el fin de demostrar que los bosques juegan una función importante en la mitigación y adaptación del cambio climático.

Contrario a la Alianza, las propuestas de los países para contribuir a la reducción de gases con efecto invernadero, a principios de 2016, si han sido presentadas casi en su totalidad. De los 195 participantes, 184 lo han hecho hasta la fecha, incluyendo Panamá.