Esta semana, la revista europea Phytokeys publicó el descubrimiento de una heliconia única de este país que se suma a las 17 ya existentes, pero está amenazada.

Se trata de la Heliconia berguidoi,  la cual fue hallada en la reserva privada Chucantí, una zona montañosa aislada en la provincia de Darién, donde la tala alrededor no para y la mantiene en sumo peligro de extinción.

La heliconia berguidoi es la número 18 endémica de Panamá. En total, en este país hay 56 especies nativas, indicó el biólogo botánico panameño y estudiante de maestría del programa en biología vegetal de la Universidad Autónoma de Chiriquí (Unachi), Rodolfo Flores, quien junto a la norteamericana Carla Black, dueña del jardín botánico las Chichicas en Volcán, Chiriquí, y la botánica Española Alicia Ibáñez participaron del hallazgo y la publicación de la planta.

La nueva especie pertenece a la familia de las ‘Chichicas’ y fue nombrada heliconia berguidoi en honor al biólogo Guido Berguido, quien es el propietario, junto con Asociación Adopta el Bosque Panamá (Adopta), de la reserva privada Chucantí, dijo Flores.

La especie presenta características únicas que la hacen diferentes a las del resto del mundo. Una de las más raras es que posee flores rosadas, un color poco común ya que la mayoría de las especies son amarillas. Aparte, el pedúnculo (la estructura que sostiene la flor) es sumamente largo, que en ocasiones la flor toca el suelo.

Según Flores, por el momento la especie se encuentran encerrada dentro de la reserva de Chucantí. Aunque reveló que su propietario tiene una ONG (Asociación Adopta el Bosque Panamá (Adopta)-Adopt a Panama Rainforest) que busca fondos para tratar de comprar las zonas cercanas para que las plantas no sean taladas y así conservarlas, ya que asegura posee otra serie de especies de plantas y animales únicas para el mundo.