Con las especies de pino y cocobolo se empezó la reforestación de fincas ubicadas en la cordillera de Nuario, en la provincia de Los Santos , una de las pocas zonas de la península de Azuero donde habitan especies en riesgo de extinción.  

Así lo señala un informe del Ministerio de Ambiente (Mi Ambiente) en Los Santos, donde se explica que el propósito de esta siembra es la conservación de suelo y el enriquecimiento forestal de esta zona, que es refugio de venado, conejo pintao, monos, entre otras especies.  

Los reservorios y abrevaderos de unas 90 fincas ganaderas de la provincia de Los Santos figuran entre los primeros reforestados con el objetivo de retener, conservar y cosechar agua para el próximo verano de 2017. 

La información fue corroborada por el director del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) en Los Santos, Rodrigo Vega, quien añadió que se han sembrado alrededor de estos sitios 2 mil 300 plantones de especies de marañón, guabo, guabito y cocobolo.  

Vega dijo que con esta reforestación se busca motivar a las instituciones y productores a tomar conciencia sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.