El volcán Momotombo de Nicaragua comenzó  a expulsar aceleradamente cenizas, gases y material incandescente, el pasado miércoles, luego de 110 años de inactividad, informó el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), que recomendó alejarse del cono al menos seis kilómetros.

Las autoridades no han reportado daños a causa de la erupción, que se registra cada cuatro segundos.