El deterioro que viene sufriendo la naturaleza desde hace algunos años está impactando seriamente la biodiversidad de Panamá. Cada día son más las especies que van en declive producto de la destrucción de los bosques y la contaminación ambiental.

El impacto es tan grave que, incluso, las mariposas, que por siglos muchos han considerado abundaban en nuestro país, poco a poco se están extinguiendo.

Según datos de la Universidad de Panamá (UP), en nuestro país habitan más de 8,800 especies de mariposas diurnas (1,800) y nocturnas (7,000), más que en todo Centro y Sudamérica.

Sin embargo, un estudio del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés) revela que en los últimos 90 años un 6% de las 390 especies de mariposas que existían en la Isla de Barro Colorado han desaparecido.

‘Desde la década de 1930, 23 especies de mariposas desaparecieron de la isla, comparado con las 50 a 60 especies de aves que desaparecieron durante el mismo período’, indicó en un informe del Smithsonian el equipo de investigadores dirigido por Yves Basset, que resalta, además, que las aves son otras de las especies que han ido en declive en la región a lo largo de los años.