Una ballena azul de veinte metros de longitud que el lunes quedó varada en una playa de Iquique, en el norte de Chile, fue liberada en un operativo coordinado por la Armada, según informó este cuerpo militar.

En el rescate del cetáceo, que se prolongó por cerca de tres horas, participaron igualmente un par de remolcadores, bañistas, surfistas, vecinos y personal de Carabineros y de la Armada, que movilizó dos embarcaciones para apoyar la tarea de devolver la ballena al mar abierto.

La ballena quedó varada en la playa El Colorado, de Iquique, a unos 1.850 kilómetros de Santiago.

Los trabajadores de una empresa pesquera la vieron y avisaron a las autoridades.

Luego de  un arduo trabajo de la gente que se aglomeró en el sitio, la ballena quedó libre y fue remolcada mar adentro hasta cinco millas de la costa, señaló la Marina en un comunicado.

La institución valoró positivamente la colaboración de instituciones y personas, “ya que con el trabajo conjunto se pudo lograr el objetivo” de la operación.