El ‘crowdfunding’, como se conoce a la financiación colectiva, ha irrumpido en el ámbito artístico de Portugal gracias a una innovadora iniciativa del Museo Nacional de Arte Antiga (MNAA) luso, que busca apoyo económico para adquirir un cuadro.

La prestigiosa pinacoteca de Lisboa, socia del madrileño Museo del Prado, emula así al parisino Louvre y a la londinense National Gallery para transformar a sus visitantes en auténticos ‘mecenas’ que pueden contribuir a expandir el acervo de la institución.

Lanzada el pasado 27 de octubre, la iniciativa de recogida de fondos, organizada en conjunto con el diario luso Público , tiene como propósito conseguir 600 mil euros para comprar la pintura ‘La Adoración de los Reyes Magos’, del portugués Domingos António de Sequeira (1768-1837).

Titulada ‘Vamos a poner a Sequeira en su lugar’, la campaña es, en esencia, ‘un proceso de movilización de la ciudadanía’, expresó a Efe el director del museo, António Filipe Pimentel.

Según el responsable del MNAA, la iniciativa tiene asimismo como objetivo ‘la centralización del museo en la vida colectiva de la población lusa’, infundiéndoles la idea de que la institución ‘les pertenece a ellos y no es una estructura estática del Estado’.