Un mono araña, que pertenecía a un zoológico que fue cerrado, fue rescatado por funcionarios del Ministerio de Ambiente luego de mostrarse agresivo con la familia que lo cuidaba, en el corregimiento de Monagrillo, provincia de Herrera.
 

El mono fue puesto en libertad junto a otros animales que estaban en cautiverio en el zoológico, pero, por encontrarse domesticado no pudo adaptarse a estar en soltura, por lo que la familia decidió mantenerlo como mascota, hasta que se mostró agresivo.
 

El animal fue puesto a órdenes de las autoridades ambientales de la provincia de Herrera, mientras se le halla un sitio apto para vivir, ya sea en un zoológico o en un albergue para animales rescatados.