Además de tener una cantidad limitada de caracteres para escribir, otra de las características de Twitter que había comenzado a incomodar a los usuarios era el poco tiempo que podían durar los vídeos que se subían a esta red socia; no obstante, desde esta semana la compañía ha tomado cartas en el asunto.

Los usuarios de Twitter ya pueden publicar vídeos de hasta 140 segundos (2 minutos 20 segundos), un espacio considerable tomando en cuenta que Instagram, su competidor más directo, únicamente permite vídeos de hasta 1 minuto.