Siete personas fallecieron y más de 2 mil fueron desplazadas desde el viernes en Uruguay  por una combinación de eventos meteorológicos que incluyeron un devastador tornado y constantes lluvias que inundaron importantes zonas del litoral oeste del país, según datos oficiales divulgados este domingo.

A las cuatro personas muertas por un tornado que arrasó la localidad de Dolores, 265 km al oeste de Montevideo, el viernes por la tarde, se sumaron otras tres muertes de personas arrastradas al intentar cruzar cursos de agua crecidos.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, que decretó duelo nacional el domingo por los fallecidos en Dolores, se desplazó este domingo a esa localidad agraria ubicada en el departamento (provincia) de Soriano.

“Vamos a reconstruir Dolores”, expresó Vázquez a los vecinos, según sus declaraciones transmitidas por radios locales. La pequeña ciudad registró serios daños por el paso de un tornado el viernes, constató la AFP en el lugar.

Miles de casas resultaron destruidas o dañadas y más de 200 personas tuvieron lesiones de diversa entidad. Además, las lluvias constantes de los últimos días han obligado a miles de uruguayos a dejar sus viviendas en zonas inundadas.

En total, 2 mil 12 personas estaban en esa situación en la mañana del domingo, según datos del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

El departamento más afectado es Colonia, donde 600 personas debieron dejar sus casas, principalmente en la ciudad de Rosario, 130 km al oeste de Montevideo.