Tres leones machos fueron decapitados y mutilados por cazadores furtivos, aparentemente para utilizar estas partes en medicina tradicional, informó la policía de Sudáfrica.

El portavoz de la policía Moatshe Ngoepe manifestó que a los leones se les dio de comer carne en un hotel de safari en la provincia de Pimpoo antes de ser mutilados. La policía dijo que cazadores furtivos llegaron al parque burlando tres cercos.

La policía rastreó la sangre hasta un camino principal, donde los cazadores tenían un vehículo que los esperaba para escapar.

Curanderos tradicionales de la región están preparados para pagar lo más que puedan por ingredientes raros.

El dueño del hotel de safari Andre de Lange expresa que esta es la segunda vez en seis meses que cazadores se han enfocado en él.

De Lange añadió que los cazadores le dijeron que las partes de los animales fueron pedidas por curanderos tradicionales en el vecino país de Mozambique.