La noche que abrazaba la ciudad de Panamá a tan solo dos días de empezar la VII Cumbre de Las Américas se llenó de poesía y canto revolucionario con la delegación de artistas, intelectuales y jóvenes de la sociedad civil cubana que llegaron como invitados desde Cuba.

Son 212 personas que forman parte de una decena de organizaciones estudiantiles, civiles y religiosas las que se acercaron al auditorio José Dolores Moscote en la Universidad de Panamá como primera parada antes de participar en los foros oficiales de la VII Cumbre de las Américas y luego de la Cumbre de los Pueblos.

El acto cultural comenzó con una ofrenda al monumento de José Martí que está en los predios de la universidad. Una bandera gigante de Cuba se extendió mientras se cantaba el himno de la isla revolucionaria que alberga a más de 11 millones de personas.

Seguido, las palabras de Corina Mestre silenciaron los murmullos del auditorio lleno de personas, con la declamación de ‘los libres’ donde con alegría describía el sentir del pueblo cubano por su proceso de resistencia, de autonomía social, política y cultural.