La artista panameña, Marisable Bazán, fue elegida por ONU/SIDA para exhibir su escultura en una exposición permanente que mantiene el organismo en su sede de Ginebra, Suiza.

La escultura que es una mariposa representa un mensaje de transformación, y forma parte de la campaña Cero Discriminación lanzada por ONU/SIDA y de la cual la primera dama Lorena Castillo es la vocera para América Latina.

Según Bazán, cuando ella fue invitada a participar en el proyecto Cero Discriminación tuvo una visión de unas alas de mariposa de dimensiones humanas. “Estas alas representan el poder de la transformación, la libertad de vivir una vida honesta, respetuosa y majestuosa”, expresó la artista, conocida por sus obras de mariposas y murales de pensamientos hechos en técnicas mixtas con efectos tridimensionales.

Agregó la artista, que “es un honor aportar con mi arte a la campaña mundial contra la discriminación”. 

Por su parte, la Primera Dama expresó su orgullo de que a través del arte una artista panameña dignifique la lucha contra el VIH haciendo un llamado global a la cero discriminación, recordando que todos merecemos vivir con respeto y dignidad. “Nadie debe ser discriminado por ser quien es”, dijo.

Entre tanto, el Director de ONU/SIDA Michel Sidibé dijo que esta mariposa, símbolo del cambio y la transformación, es un legado que reafirma el compromiso de la Primera Dama y Embajadora Especial de ONU/SIDA de transformar vidas y eliminar la discriminación.