La Fundación Daya y Knop Laboratorios, dos instituciones chilenas especializadas en el uso de la marihuana con fines terapéuticos, presentaron el primer estudio de Latinoamérica que disminuye los dolores del cáncer de mama y de pulmón gracias al cannabis medicinal.

 Es un estudio muy relevante porque abre el camino para convertir a Chile en el motor que impulse la democratización del cannabis municipal, explicó a Efe Ana María Gazmuri, presidenta de la Fundación Daya.

Gazmuri destacó que el proyecto dura un año y tratará a 186 pacientes de cáncer, de los que la mitad provienen de la misma fundación y la otra mitad de la comuna de La Florida, a unos 20 kilómetros al sureste del centro de la capital chilena.

“Estos paciente van a recibir este fármaco en base a cannabis durante doce meses. Durante la primera parte, la mitad de ellos va a recibir un placebo y la otra mitad el fitofármaco. Luego de tres meses, si comprobamos que tiene eficacia, lo abrimos para todos, incluso para las personas que antes solo habían probado el remedio falso”, incidió.

La presidenta de Fundación Daya indicó que la inscripción para participar en este estudio todavía está abierta y resaltó que todos aquellos que colaboren en el proyecto tendrán un año de tratamiento gratis.

“Si todo va bien, deberíamos poder demostrar que este fitofármaco es eficaz para aliviar el dolor oncológico, mejorar la calidad de vida del paciente, sus condiciones de sueño, su apetito, y su estado anímico en general”, afirmó Gazmuri.

Jacqueline Ruz, directora de desarrollo de Knop Laboratorios, explicó que la misión de su empresa en este proceso fue conocer los compuestos activos de la planta para poder obtener la forma farmacéutica.

Ruz anunció que además del tratamiento de los dolores del cáncer de mama y de pulmón, su laboratorio trabaja con cannabis medicinal para dar soluciones a otras enfermedades.