Unos 50 excursionistas escalarán el volcán Barú, el sitio más alto de Panamá, los próximos 18 y 19 de febrero, como parte de las actividades del día Mundial de las Cardiopatías Congénitas que se celebra hoy, informaron los organizadores.

La jornada es convocada por el grupo de voluntariado Mountains 4 Hearts en conjunto con los grupos de padres de Fundación Latidos Chiriquí y Bocas del Toro, bajo la campaña #CorazondeModa.

En Barú, el grupo invita a participar de competencias deportivas para las que cada contrincante debe recabar donaciones de respaldo que recibirá la Fundación Latidos. El ganador será el ‘héroe del Escalado por un Corazón 2017′.

Según la fuente, los excursionistas subirán el volcán el 18 a las 6:00 a.m., y acampan una noche para bajar al parque de Boquete cerca de medio día del 19 donde serán recibidos por los niños de la Fundación Latidos.

El pasado 12 de febrero los voluntarios igualmente efectuaron  la actividad denominada ‘Elevemos los deseos de los niños’, en el Complejo Deportivo del Club Kiwanis, Clayton, en donde volaron cometas con corazones para hacer un llamado de atención para que la sociedad panameña conozca y entienda sobre este creciente problema.

Las anomalías congénitas son responsables de 276,000 muertes neonatales cada año, según cifras de la Organización Mundial de la Salud. Se estima que a nivel mundial el 2% de todos los nacidos vivos presenten alguna clase de malformación.

En Panamá, entre el 2009 y el 2014 se diagnosticaron cerca de 1,143 pacientes con cardiopatías congénitas, según un estudio llevado a cabo por el Instituto Conmemorativo Gorgas.