Más de 20 expertos en aves playeras y acuáticas reunidos esta semana en un taller en la ciudad capital desarrollan una estrategia para impulsar la conservación de especies importantes para la biodiversidad del planeta.

La iniciativa podría ayudar a asegurar la existencia de más 2 millones de aves playeras nativas y migratorias que habitan los humedales de la bahía de Panamá, un lugar de importancia internacional, reconocido como sitio Ramsar, según datos de la Asociación Audubon Panamá.

Esta actividad ‘representa para Panamá una gran oportunidad para dar a conocer el trabajo local que la organización ha venido desarrollando en la investigación de las aves playeras migratorias y locales, considerando que anualmente los humedales de la Bahía de Panamá reciben millones de estas aves en sus movimientos migratorios’, indicó Rosabel Miró, directora ejecutiva de Audubon Panamá, en un comunicado, en el marco del inicio del taller.

De las 214 especies de aves playeras que existen en el mundo, unas 30 se quedan habitando los árboles de mangle de los humedales de la bahía de Panamá, durante su migración anual hacia Sudamérica, de acuerdo con el Plan de Conservación de los humedales de la Bahía de Panamá. La cifra anterior significa que cerca del 1% de la población de aves playeras existentes en todo el mundo se quedan en la capital.

Otras de las actividades que se realiza durante el taller, que culmina hoy, es el anillamiento de aves playeras que permitirá conocer la situación actual de las especies en la región.