La proyección y la evolución de la balada latinoamericana del siglo XX tienen una honda deuda con el cantautor Juan Gabriel, artista mexicano que murió ayer, último domingo de agosto, a los 66 años de edad.

Su último concierto se realizó el sábado pasado en el Forum de Los Ángeles, como parte de su gira mundial “México es Todo Tour 2016”, ante 16 mil espectadores, quienes disfrutaron sus emotivas piezas en una metrópolis donde cada 5 de octubre se celebra el día de Juan Gabriel.

Las presentaciones de este símbolo de la cultura pop regional eran conocidas por durar tres y hasta cuatro horas, tiempo en el que Juan Gabriel no paraba de cantar y de bailar, de coquetear con su audiencia y dejándose querer por los miles de hombres y mujeres que lo adoraban a rabiar. Él supo conquistar a un público diverso en edades, géneros y nacionalidades de la mano de baladas, rancheras y hasta música de mariachi.