Focas equipadas con sensores ayudaron a los científicos en los últimos años a recuperar datos de las profundidades de los océanos, ayudando a avanzar así en la investigación sobre el cambio climático o las previsiones meteorológicas.

El proyecto ha usado más de mil focas desde su lanzamiento en 2004.

Los científicos que lideran el proyecto abrieron la página web ‘Marine Mammals Exploring the Oceans Pole-to-pole’ (Los mamíferos marinos exploran los océanos de un polo a otro, www.meop.net) con el propósito  de publicar los datos recolectados hasta el momento.

‘Nos proporcionan datos de lugares sobre los que no teníamos ninguna información. Es algo único’, declaró a la AFP Mike Fedak, responsable del servicio de investigación sobre animales marinos de la Universidad de St Andrews (Escocia) que ha desarrollado los sensores.

‘Los datos pueden ser utilizados de múltiples formas, por ejemplo para medir los movimientos de los glaciares’, agregó Fedak.

Los sensores utilizados funcionan con batería y están diseñados para durar meses, permitiendo así recolectar datos sobre la salinidad y la temperatura de los océanos que son transmitidos a continuación a los científicos vía satélite.