Un nuevo estudio revela que los primeros que trajeron la tuberculosis a América no fueron los humanos, como se había estado creyendo hasta el momento, sino las focas y los lobos marinos.

A esta conclusión llegaron los científicos, tras analizar tres antiguos esqueletos peruanos, de mil años de antigüedad y con ADN de cepas de tuberculosis que anteceden a la llegada de los españoles en unos 500 años.

‘Hallamos que las antiguas cepas peruanas no eran las típicas europeas, asiáticas o africanas que encontramos en los humanos de hoy’, explicó a la BBC Johannes Krause, investigador de la Universidad de Tuebingen de Alemania.

No obstante, observaron que la cepa de tuberculosis presente en los esqueletos peruanos era muy similar a las cepas que se encuentran en las focas y lobos marinos actuales. El estudio se publicó en la revista Nature.  @crisolfm