Científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina descubrieron en Buenos Aires restos fósiles de los que aseguran no había registro en Suramérica. ‘Son una impresión de organismos blandos macrofósiles sobre rocas a los que denominamos biotas, hay cientos de ellas. Lo importante del hallazgo es que no había registro de ninguno en Suramérica’, explicó las científicas María Julia Arrouy.

Los rastros macrofósiles se encontraron en una cantera localizada en Olavarría, a unos 350 kilómetros de Buenos Aires, y pertenecen a un organismo vivo aún desconocido, pero sospechan que puede tratarse de plantas o animales.

Según los científicos, puede tratarse de una de las formas de fauna más antiguas encontradas hasta la fecha. Creen pertenece al período Cámbrico (que empezó hace 542 millones de años).