Según denunció en un informe el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Gran Barrera de Coral de Australia está en grave peligro a causa de los nuevos proyectos portuarios del Gobierno australiano.

Los expertos de la oenegé consideran que el ecosistema de la Gran Barrera de Coral, protegida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, podría sufrir “efectos devastadores” si prosiguen las planeadas actividades de dragado.

“La Gran Barrera de Coral es uno de los hábitats oceánicos más ricos del planeta, hogar de especies en peligro de extinción, un valor económico para Australia, y un tesoro natural para el resto del mundo. Convertir a la barrera en un vertedero no es una buena elección, especialmente construir puertos que son innecesarios”, según el director general de WWF, Marco Lambertini.

Los proyectos que están sobre la mesa para la construcción de zonas portuarias implicarían el dragado de aproximadamente 51 millones de metros cúbicos de suelo oceánico.

La oenegé recuerda que Australia quiere doblar la capacidad de exportación de carbón, un recurso que está en declive, por lo que consideran que es elección ilógica económicamente y a su vez muy dañina para el ecosistema de la zona.