Arqueólogos israelíes han descubierto y reconstruido los pedazos de una tinaja de 3,000 años con una inscripción de la época del bíblico rey David en un yacimiento en el Valle del Elah, informó la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Se trata de la cuarta inscripción de este tipo descubierta hasta la fecha, que data del siglo X a.C., bajo el reino de Judea.

Los pedazos de la tinaja de arcilla fueron localizados en 2012 en excavaciones en Khirbet Qeiyafa, en el bíblico Valle del Elah, próximo a la ciudad israelí de Beit Shemesh y donde, según el relato bíblico, se desarrolló la mítica batalla entre David y Goliat.

En los fragmentos se descubrieron unas inscripciones que despertaron la curiosidad de los investigadores, Yosef Garfinkel, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, y Saar Ganor, de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Al recomponer los fragmentos los arqueólogos descifraron el nombre de Eshbaal ben (hijo de) Beda en letra canaanea antigua.

“Se trata de la primera vez que aparece el nombre Eshbaal en una inscripción antigua en el país. Eshbaal Ben Shaul, que gobernó Israel en el mismo tiempo que David, es conocido por la Biblia”, indicó Garfinkel.

Agregó que el dirigente fue “asesinado y decapitado y su cabeza llevada ante David en Hebrón. Es interesante destacar que el nombre Eshbaal aparece en la Biblia, y ahora también en un documento arqueológico”, remachó.