Algunas partes del archipiélago tropical de Hawái, EE.UU., recibieron el sábado pasado una advertencia por clima invernal y quedaron cubiertas con hasta 90 centímetros de nieve.

La nevada más fuerte se concentró en dos de los volcanes más altos de la Isla Grande de Hawái, Mauna Kea y Mauna Loa. Otras zonas fueron afectadas por inundaciones repentinas y fuertes lluvias, informaron medios estadounidenses.

Los expertos en climatología manifiestan que, aunque no es inusual que caiga nieve en Hawái, rara vez lo ha hecho tan fuertemente a tan bajas latitudes .

El meteorólogo Matt Foster le dijo a Los Angeles Times que Mauna Kea y Mauna Loa -ambos superan los 4.000 metros de altitud- son a veces golpeados por nevadas unas cinco o seis veces al año, pero que haya entre 60 y 90 centímetros de nieve en el resto de la isla en pocos días “está muy por encima de lo que sucede normalmente” .

Se espera que más nieve y el Servicio Nacional de Meteorología Estadounidense dice que este inusual patrón climatológico continuará durante los próximos días debido a la baja presión y a la “profunda humedad tropical”.