Ernest Hemingway salió de Cuba poco después del triunfo de la revolución cubana y al inicio del enfriamiento de relaciones bilaterales con Estados Unidos. Casi 60 años después, el difunto autor de “El viejo y el mar” regresa a la isla gracias a la magia del cine, con el primer largometraje hollywoodense filmado en Cuba desde 1959.

Se trata de “Papa: Hemingway en Cuba”, que se realizó con el permiso de los Gobiernos de Estados Unidos y Cuba antes de que se restablecieran las relaciones diplomáticas entre ambos países. “Hemingway salió cuando las puertas se cerraban y dejó su adorada casa en la que vivió durante muchos, muchos años para regresar a Estados Unidos y morir 18 meses después. Ahora, Hemingway ha regresado a ayudar a abrir las puertas de nuevo”, dijo el protagonista de la cinta, Adrián Sparks, en una entrevista reciente con The Associated Press. “Papa”, como afectuosamente se le llamaba a Hemingway, vivió en Cuba de 1939 a 1960. Se quitó la vida en Idaho en 1961, luego de ganar el premio Nobel de Literatura por clásicos como Fiesta: También sale el sol y Adiós a las armas.