Un incendio forestal iniciado el lunes pasado en la Reserva Hídrica Cerro Guacamaya, ubicada en el corregimiento de Cañaveral, distrito de Penonomé, está destruyendo gran parte del bosque.

Daniel Fernández, presidente de la Junta del Acueducto Rural de Cañaveral, expresó que las llamas han consumido aproximadamente el 90% de la reserva y que los manantiales han sido afectados al quedarse sin parte importante del bosque.

Castalia Pascual dio a conocer que muchos animales de la zona afectada han buscado refugio en la comunidad de Toro Bravo.

El área protegida es de vital importancia para el ecosistema porque nutre de agua potable a más de 35 comunidades de los distritos de La Pintada y Penonomé, por medio de acueductos de gravedad, comentó Pascual.