La primera feria musical de África y Oriente Medio, “Visa for Music”, que pretende ser la mayor de su género en el continente negro, inició en Rabat para servir de punto de encuentro entre músicos y productores.

Directores de compañías discográficas, agentes artísticos, responsables de festivales musicales de “músicas del mundo”, empresas de sonido y artistas con copias de sus creaciones, en total unas 2.000 personas procedentes de unos cincuenta países, se encontrarán hasta el sábado en la capital marroquí.

En paralelo, 32 grupos de pop, jazz, rock, hip-hop o folk, seleccionados de entre 600 candidaturas por un jurado que lleva preparando el festival durante un año, ofrecerán conciertos en tres espacios distintos de la ciudad.

Habrá igualmente conferencias y debates, presentación de libros y exhibición de documentales, todo ello relacionado con la producción de la música africana y árabe, que hasta ahora ha pecado de demasiado “amateurismo”, como han subrayado sus organizadores.