Ocho instituciones educativas de Cartagena de Indias, en el Caribe colombiano, recibieron 15 bibliotecas como parte del plan público-privado ‘Leer es mi cuento’, que busca mejorar los índices de lectura en el país.

En ‘Leer es mi cuento’ participan el Ministerio de Educación, responsable de la selección y conformación de la colección de libros; la entidad privada Fundalectura, que adquiere, procesa y distribuye los textos, y el BBVA Colombia que aporta el dinero donado por sus clientes.

La iniciativa, que hace parte del Plan Nacional de Lectura, ‘ha permitido recaudar 3.800 millones de pesos (unos 1,2 millones de dólares) desde el año 2013 mediante donaciones de clientes a través de la red de cajeros electrónicos para ser invertidos en la compra de libros’, manifestó el presidente ejecutivo del BBVA Colombia, Óscar Cabrera.

De esta forma, el Gobierno y la empresa privada buscan incrementar los índices de lectura del país de los actuales 1,9 libros por persona al año a 3,2 libros en 2018.