La administradora de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), Mirei Endara, dio a conocer que intensificarán la vigilancia en Panamá Este y la provincia de Darién ante el aumento de tala ilegal de árboles durante la época seca.

La directora de la Anam explicó que  se incrementarán los operativos en las 4 áreas protegidas en la provincia de Darién.

Señaló que personal de institución, unidades del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y autoridades locales estarán presentes en estos operativos para garantizar el cumplimiento de la ley ambiental y verificar que las empresas y personas particulares poseen los permisos correspondientes para la tala de especies maderables.

Reconoció que la Fiscalía Ambiental no cuenta con el recurso de personal y económicos para enfrentar los casos de delitos ambientales; no obstante, mancomudamente con el ANAM se hacen los esfuerzos para contrarrestar estos delitos.

En otros aspectos, la funcionaria manifestó que hay un monitoreo en las principales cuencas hidrográficas del país, con especial énfasis en el río La Villa luego de la contaminación por atrazina.  Añadió que este monitoreo es para garantizar la calidad del agua que beben los panameños.