Cientos de miles de pequeños cangrejos han invadido las costas del sur de California, tiñendo las playas de rojo.

Científicos explicaron que la invasión se debe a que corrientes oceánicas calientes los ha arrastrado más cerca de las costas que habitualmente.

Muchos mueren en las playas, pero otros son devueltos al mar por el oleaje.

Se trata de los llamados “cangrejos pelágicos”, conocidos en California como cangrejos de atún, ya que este pez se alimenta de ellos.

Linsey Sala, del Instituto de Oceanografía Scripps de San Diego, comentó: “Definitivamente es un indicador del calentamiento del agua y podría estar relacionado con el fenómeno de El Niño.