Andrew Turton y Pete Ceglinski, dos ávidos surfistas dejaron sus trabajos para crear un aparato que recoge basura, aceite, combustible y detergentes. Su “Seabina” logra eliminar casi todos los elementos contaminantes del mar, incluso muchos de aquellos que son extremadamente difíciles de filtrar una vez están en el océano.

Los dos inventores empezaron el Proyecto Seabina con dos propósitos en mente. El primero era crear un elemento que fuera capaz de recoger muchos más elementos de los que los barcos limpiadores recolectan. El segundo paso y objetivo principal es “tener un océano libre de contaminación para las futuras generaciones”.

Esta visión y misión para proteger las acciones oceánicas resulta increíble para muchos escépticos, pero la cuestión es que ambos jóvenes están asumiendo el reto de limpiar de algún modo los océanos de plásticos y demás desechos.

Es posible un mundo más limpio La idea de los creadores se basa en que si cada puerto, cada dueño de barco y cada boya flotante tiene una “seabina” para recoger basura flotante y contaminantes de petróleo, el mundo y el océano serían un lugar mucho más limpio y más verde para todos los seres vivos.

Por ahora las “Seabinas” tienen solamente una limitación y es que por su diseño, tamaño y funcionamiento únicamente pueden emplearse en sitios dónde las aguas sean tranquilas, como en las bahías cerradas, los puertos etc.

Pero la idea de las “Seabinas” podría conducir a la fabricación de aparatos que representaran un verdadero progreso para la descontaminación de los océanos en general. Limpiar y proteger la vida debajo del agua podría tener efectos muy positivos, no solo para la vida marina y los ecosistemas, sino para todos en general.

Pete, uno de los creadores de la “Seabina” está convencido de que el mundo podría incluso comer mejor si hubiera menos contaminación porque las poblaciones de peces estarían más saludables. Menos plástico y basura significan que los ecosistemas marinos sean más prósperos.

Ambos jóvenes confían en que su invento podrá ser de gran ayuda para los lugares en dónde las comunidades marinas son vulnerables. Igualmente sostienen que gracias a las “Seabinas” habrá menos basura en los mares y eso les ocasiona una tremenda satisfacción.