Juan Goytisolo recibió el Premio Cervantes y condensó en un breve discurso de aceptación varias menciones a sus referentes literarios y una buena dosis de crítica social.  Goytisolo, de 84 años, censuró el reciente proyecto de búsqueda de los huesos de Miguel de Cervantes, autor de “El Quijote”, fallecido en 1616.  

La operación esconde un afán comercializador, expresó el autor español, que solicitó indagar en la vida y los episodios aún oscuros de Cervantes, el escritor más universal de la literatura hispana.  

Se declaró escéptico con el reconocimiento, pese a ser el más prestigioso de las letras en español. Y fiel a su estilo denunció la corrupción, el desempleo, los desahucios, el drama de la inmigración y la pobreza infantil que sufre España luego de casi una década de crisis económica.  

El Cervantes, llamado el Nobel de las letras españolas, está dotado con 134 mil 345 dólares.