La tormenta tropical Julia llevó el miércoles fuertes chubascos a la costa nororiental de Florida y la suroriental de Georgia

La tormenta, que se desplaza lentamente, podría provocar inundaciones repentinas y se espera que descargue de 7 a 15 centímetros (de 3 a 6 pulgadas) de lluvia en algunas zonas hasta el viernes, expresaron representantes del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Las autoridades activaron una alerta por tormenta tropical de Fernandina Beach a Altamaha Sound en Georgia.

Para las 8 de la mañana de ayer miércoles, Julia estaba unos 20 kilómetros (10 millas) al oeste de Brunswick, Georgia, y se movía en dirección norte a casi 11 kilómetros por hora (7 millas por hora) con vientos sostenidos de 65 kmp (40 mph). Se espera que se debilite hasta convertirse en depresión tropical.

Por su parte, la tormenta tropical Ian avanza hacia el norte en la zona central del Atlántico, pero no supone una amenaza. En el Pacífico, el huracán Orlene continúa debilitándose.