Cuando el maestro Jorge Ledezma Bradley era aprendiz, solía escuchar entre el coloquio que la música de orquesta “era para muertos”.

En sus adentros tenía la convicción de cambiar ese pensamiento popular. La música de orquesta se podía disfrutar y en ello se empeñó hasta convertirse en el director de la Orquesta Sinfónica Nacional de Panamá.

Ledezma Bradley lleva sosteniendo esta batuta desde 1988, tuvo un receso de dos años (de 1992 a 1993 cuando asumió el cargo el maestro Efraín Abbo) y retomó la dirección en 1994.

Hoy la orquesta cumple 75 años desde su instauración en 1941 con 46 músicos. Nunca ha estado completa, asegura su líder. El número ideal de músicos debe ser de 80. Pero el máximo que ha alcanzado es de 67 integrantes en la actualidad.

Carente de arpa y de contrafagot, así como de ejecutantes especializados en estos instrumentos, la agrupación ha avanzado por 75 años.

Sin embargo, el maestro Bradley reconoce la calidad de los músicos, que se desenvuelven con tenacidad en sus conciertos, dejando halagos, no solo entre el público sino de expertos en la materia.

El 75 aniversario de la Orquesta Sinfónica Nacional de Panamá se celebra con conciertos especiales que recorrerán el país hasta 2017.