Mientras que Snapchat triunfó este año con sus Spectacles y despertó un montón de expectativas en torno a sus gafas que graban video, las Google Glass están desaparecidas en combate… prácticamente olvidadas.

En 2016 no alcanzaron el lanzamiento masivo al público, y casi no tienen actividad en redes sociales.

Todo indica que la prioridad de Google ya no se enfoca en la creación de un “wearable” de este estilo.