Varios líderes mundiales, entre ellos, François Hollande, Angela Merkel y Michelle Bachelet, pidieron poner precio a las emisiones de carbono con el propósito de aumentar el costo de las actividades contaminantes y frenar el calentamiento global.

‘Si realmente queremos enviar una señal a los mercados para que las empresas puedan tomar sus decisiones en las mejores condiciones económicas (…), surge inevitablemente la cuestión de los precios del carbono’, declaró el presidente francés, François Hollande, en un llamado internacional que se publica a seis semanas de la conferencia COP21 del clima en París.

‘Las tecnologías de bajas emisiones de carbono son parte de la lucha contra el cambio climático mundial. Si tenemos un precio para el carbono y un mercado mundial de carbono, estaremos apoyando la inversión en estas tecnologías que respetan el clima’, añadió la canciller alemana, Angela Merkel, en el marco de esta iniciativa coordinada por el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El documento no aborda, no obstante, dos grandes temas vinculados al precio de carbono como un sistema de cuotas de emisiones de CO2.