La ciudad alemana de Núremberg, en el sur del país, ha recibido de forma oficial como regalo un total de 143 originales de Alberto Durero -su ciudadano más ilustre-, pertenecientes a la colección privada de la familia de industriales Diehl.

‘El tesoro artístico contribuye a subrayar y a seguir adelante con nuestra identidad como ciudad de Durero (1471-1528)’, declaró el alcalde de Núremberg, el socialdemócrata Ulrich Maly.

La colección tiene una calidad que no tiene nada que envidar a los grandes museos del mundo, subrayó por su parte el historiador de arte y experto en Durero Thomas Schauerte.

La casa Alberto Durero mostrará entre el 15 de abril y el 17 de julio en una exposición especial una selección de las obras cedidas, que incluyen estampas, aguafuertes y xilografías en muy buen estado de conservación.

Historiadores del arte estiman que el valor de esta colección asciende a cifras multimillonarias.