“Madeleine” se convirtió en un peligroso huracán de categoría cuatro cuando se dirige a Hawaii, amenazando con inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra debido a sus fuertes vientos y lluvias, informó este martes 30 de agosto la autoridad meteorológica de Estados Unidos.

Según en Servicio Metereológico Nacional , la tormenta conlleva vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora y se prevé que pase cerca del archipiélago de Hawaii en algún momento del miércoles.

Esa llegada amenaza los planes del presidente de Estados Unidos Barack Obama y otros jefes de Estado de acudir a un Congreso Mundial de Conservación de la naturaleza en Hawaii este jueves 1 de septiembre.