Las mariposas monarca son conocidas por su proceso migratorio invernal cada año, que lleva a cientos de ejemplares a California y México; no obstante, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) reveló que éstas disminuyeron el año pasado por el uso de pesticidas y la deforestación.

La organización ecologista alertó que por lo menos en la Reserva Monarca de México, el insecto únicamente ocupó 0.67 hectáreas de bosque, un 44% menos que el año anterior (2012) y es el peor registro que haya tenido en su historia migratoria.

Según una nota de El País, que cuelga en la internet, el informe de la WWF señala que los expertos mexicanos indicaron que la disminución de las mariposas se debe en gran parte al uso desmedido de pesticidas en los sembradíos de Estados Unidos. ‘México ha hecho del cuidado del santuario de la mariposa monarca una prioridad. Es indispensable que Estados Unidos y Canadá participen igualmente, pero la realidad es que no hemos visto acciones concretas por parte de ellos’, señaló Omar Vidal, director en México de WWF.

Sin embargo, una investigación de la Universidad de Minesota, dirigida por Karen Oberhauser, reveló que los agricultores estadounidenses riegan el herbicida en los cultivos de soja y maíz para evitar el crecimiento del algodoncillo en sus sembradíos, siendo esta planta prácticamente el único alimento de las larvas. Según la investigación, la baja del insecto está estrechamente vinculada con la carencia del algodoncillo. De hecho, de 1990 a 2010, la caída de la vegetación a 58% impactó en 80% su reproducción.

‘El uso del herbicida roundup impide el crecimiento de los algodoncillos, las plantas en donde ocurre todo el proceso reproductivo de esta especie’, recalcaron los expertos.