Autoridades panameñas decomisaron en la provincia caribeña de Bocas del Toro un total de 447 pepinos marinos, una especie cuya captura y comercialización están prohibidas de manera permanente en el país.

Los pepinos, que pesan alrededor de 102 kilogramos (225 libras), fueron capturados por dos pescadores panameños que faenaban en la zona comprendida entre Cerro Brujo e Isla Popa, indicó la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP).

Las multas por saltarse la veda de este producto tanto en el Mar Caribe como en el Océano Pacífico pueden llegar hasta los 1.000 dólares, recordó la institución panameña.

Según la ARAP, en la provincia de Bocas del Toro existen tres especies que se cotizan a buen precio en el mercado: Holothuria mexicana, Isostichopus badionotus y A.Multifidus.