En los sistemas de agua potable de Centroamérica “se desperdicia más del 60 por ciento”, expresó la secretaria ejecutiva del Comité Regional de Recursos Hídricos (CRRH) del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Patricia Ramírez.

“Centroamérica es rica en agua todavía, pero botamos mucha y la contaminamos; en algunas partes se desperdicia por fugas y por el mal manejo de tubería”, señaló Ramírez a Acan-Efe en San Pedro Sula, norte de Honduras, donde presentó una ponencia durante el Segundo Foro Centroamericano de Cacao.

Ramírez expuso sobre la “Variabilidad y cambio climático en Centroamérica y sus posibles impactos en la cadena del cacao”.

La experta costarricense enfatizó que “no es que no tenemos agua, es que no sabemos usarla”, y que el mensaje a todos los centroamericanos en general, no solamente a los que se dedican a la agricultura, “es hacer un buen uso del agua”.

Agregó  que el cambio climático ya está impactando mucho y que el panorama no augura nada bueno con el aumento de la temperatura del planeta que, según expertos, podría subir en cuatro grados centígrados de aquí a 2050 y en ocho al cerrar 2100.

“Pero si el agua la sabemos trabajar nos puede servir más bien para generar mejores condiciones”, indicó Ramírez al advertir que “Centroamérica tiene que prepararse”.