Un estudio sobre las condiciones del río Estivaná en Macaracas, provincia de Los Santos, fue solicitado por Gilberto Rodríguez, representante del corregimiento de Llano de Piedras.

La solicitud obedece a que al Consejo Municipal de Macaracas le llegó un informe del Ministerio de Salud en el que se da a conocer sobre la contaminación que hay en el río Estivaná, fuente de agua de Macaracas y pueblos aledaños.

Según Rodríguez, este informe indica que la contaminación es de origen fecal (animal) y que en la época seca se reportaron los niveles más altos.

En el sector de Llano de Piedras existe un promedio de cinco porquerizas, las cuales están muy cercanas al río Estivaná.

Ante esta situación, el Consejo Municipal de Macaracas dio a conocer que efectúan las gestiones ante los directores nacionales de entidades como Anam, Idaan, Mida y el Minsa, a fin de tratar el tema para que no ocurra lo mismo que con el río La Villa, donde se vieron afectados 14 corregimientos de Herrera y Los Santos.  @crisolfm