“La última posada”, su último libro, a punto de ser publicado en España por la editorial Acantilado, incluye diarios íntimos entre los años 2001 y 2009.

El escritor húngaro y nobel 2002 de literatura Imre Kertész , fallecido ayer jueves 31 de marzo a los 86 años, deja una obra alimentada por su experiencia en los campos de exterminio nazis y de denuncia contra las dictaduras.

Afectado desde hace años por la enfermedad de Parkinson , el único nobel de lengua magiar abandonó en 2013 Berlín, donde vivía desde 2001, y regresó a Budapest. Ahí, en su domicilio de la capital húngara, muere, según anunció su editorial Magveto.

Nacido el 9 de noviembre de 1929, fue deportado en 1944 a Auschwitz-Birkenau (Polonia), con solo 15 años, antes de ser transferido a Buchenwald (Alemania) en 1945. Las obras de este judío sobreviviente de los campos de exterminio nazis son a menudo comparadas a las del italiano Primo Levi, del español Jorge Semprun o del norteamericano Elie Wiesel.

“Fue uno de los escritores judíos de Europa que no podían pertenecer a una única nación debido a sus traumatismos y a la perspectiva universal de su obra sobre el Holocausto” asegura a la AFP Gabor T. Szanto, editor de la revista literaria húngara Szombat, que veía regularmente al escritor.