Wendy Guerra piensa que ya era hora de que Estados Unidos y Cuba restablecieran sus relaciones diplomáticas porque “la mitad de nuestra memoria y afectos está a 90 millas.

Negra es lo nuevo de la cubana Wendy Guerra ( La Habana, Cuba, 1970), una novela que escribió para “recrear la diferencia, el contraste, los colores, el racismo y el dolor que destila la intolerancia racial”.

Una modelo negra, Nirvana del Risco, es el vehículo para contar esta historia “que, quisiera pensar, es universal. Ser distinto física y mentalmente molesta y el precio es alto, se paga caro”.

Nirvana del Risco es el resultado de un trabajo dramatúrgico “circular, sutil, como el que usan los directores de actores para comunicar el camino de los personajes a sus actores”. Se trata de Nirvana “afrontando problemas contemporáneos que en Cuba sienten y padecen personas de su edad”, añade.