El Nobel de Química fue otorgado al sueco Tomas Lindahl , al estadounidense Paul Modrich y al turco-estadounidense Aziz Sancar por su trabajo sobre el mecanismo de reparación del ADN , que puede conducir a nuevos tratamientos contra el cáncer .

Los tres fueron premiados por “haber establecido, a nivel molecular, cómo las células reparan un ADN dañado y preservan la información genética” lo que puede ayudar a “desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer”, dijo el jurado sueco.

“Su trabajo ha proporcionado conocimiento fundamental sobre la forma en que funciona una célula viva y es, por ejemplo, usada para desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer” señaló la Academia Sueca de Ciencias.

Cada uno obtiene un tercio del premio, dotado con 950 mil dólares.