La ministra de Ambiente de Panamá, Mirei Endara, recomendó fijar una nueva ruta para el proyecto binacional de interconexión eléctrica entre el país y Colombia debido a razones ambientales.

La funcionaria explicó a la prensa local que la solicitud de viabilidad de conexión se hizo durante la administración de gobierno del presidente Ricardo Martinelli (2009-2014).

Señaló que a partir de la petición de contar con un tendido eléctrico en la selvática provincia de Darién, en el oriente de Panamá, se realizó un análisis que arrojó la no viabilidad del proyecto. Endara sostuvo que se deben buscar alternativas viables para contar con esta conexión binacional entre el país de Centroamérica y Colombia, que tome en cuenta lo económico, lo social y lo ambiental.

La propuesta inicial considera la instalación de torres de alta tensión en la zona selvática, lo que implica impactos ambientales, mientras que una ruta alterna por mar es más costosa.

El proyecto comprende la instalación y operación de una línea de transmisión eléctrica con longitud de 590 kilómetros, cuya potencia se estima entre 300 y 400 megavatios.

Plantea que 310 kilómetros se ubiquen en Colombia y 280 kilómetros en territorio de Panamá.