Un nuevo centro de enseñanza de danza congo se estrenó el pasado sábado, en el corazón del corregimiento de Ancón, para preservar de forma fiel las costumbres con raíces afroantillanas.

La escuela de danza ha sido bautizada con el nombre de Zoila Jaramillo Requena, en honor a la primera reina congo de Aspinwall, nombre asignado a Colón cuando el istmo era un departamento de Colombia.

“Hay 300 pasos diferentes para ejecutar la danza de los diablos de espejos, y los bailarines apenas se aprenden los más fáciles”, se queja la actual reina congo, Marcia Rodríguez, quien se ha animado a establecer la enseñanza oficial para rescatar el baile original, usado antaño para catequizar a la población negra.  

Aunque la escuela carece de una sede propia, funcionará provisionalmente en un salón de la iglesia Balboa Union Church , desde donde se ofrecen cursos sabatinos de 4:30 p.m. a 6:30 p.m.

El curso es abierto a todo público. La mensualidad es de 25 y 30 dólares para niños y adultos, respectivamente.

La escuela estará bajo la batuta de Rodríguez, quien además es la nieta de Jaramillo Requena, y por consiguiente, sucesora de la corona conga. La folclorista se hará acompañar de dos bailarines con 25 años de experiencia, que pasarán sus conocimientos a los interesados.

Para inscripciones escriba a pcongodepanama@gmail.com.